Proof of Authority

¿En qué consiste el protocolo Proof of Authority (PoA)?

PoA o Proof of Authority, un protocolo de blockchain considerado de los más eficientes ya que en comparación con otros puede realizar más transacciones por segundo. Pero… ¿Conoces realmente en que consiste este protocolo y cómo funciona? Te invitamos a que continúes leyendo este articulo para que conozcas un poco más acerca de este algoritmo.

El algoritmo Proof of Authority (PoA) fue propuesto en el año 2017 por Gavin Wood, cofundador y ex-CTO de Ethereum, una de las blockchain más importantes del mundo de las criptomonedas y fue diseñada especialmente para hacer más prácticas y eficientes las blockchains privadas ya que su rendimiento es considerablemente mayor.

A diferencia de otros protocolos como PoW y PoS, el PoA utiliza la identidad real y la reputación de los validadores como garantía de transparencia y están protegidas por nodos de validación seleccionados de manera arbitraria como entidades confiables basándose a su vez en un número limitado de validadores lo cual le otorga una clara ventaja convirtiéndolo en un sistema altamente escalable.

¿Cómo funciona el Proof of Authority (PoA)?

Para que funcione el Proof of Authority primero deben elegirse los validadores de forma aleatoria, esta selección se realiza a través de un sistema de votación estándar de nodos previamente autorizados y cada validador puede firmar un solo bloque como máximo durante su turno de validación, esta metodología se utiliza para evitar la inclusión de nodos maliciosos y mantener el buen funcionamiento de la red sin requerir de un esquema de minería como el Bitcoin. Esto significa que no hay minería, teniendo como resultado una red mucho más eficiente en comparación con las que utilizan el protocolo PoW (Proof of Work).

Al aplicar este protocolo los validadores de una blockchain cuidan su reputación e identidad y velan por el buen funcionamiento y la transparencia en las operaciones que se realicen en la red invirtiendo dinero poniendo su reputación como garantía y de esta forma preservarla, si por el contrario algún validador dentro de la red actúa de forma indebida la red debe ser capaz de eliminarlo para mantener la reputación y confianza en la red.

Si bien muchos están en contra de este sistema debido a que no cumple con el concepto de privacidad de las criptomonedas, no deja de ser de gran importancia para redes privadas distribuidas en las que se conoce el usuario validador, pero no el resto de los usuarios. Así mismo, el uso del protocolo PoA trae como ventaja significante a la red la eficiencia en los tiempos de transacción y el consenso de la misma, lo que aumentara su escalabilidad y a su vez no existe la necesidad de gastar grandes cantidades de recursos para mantener el rendimiento de la red, haciendo que los costos por mantenimiento sean realmente bajos.

Por otro lado, así como el PoA posee ciertas ventajas también se considera que posee ciertas limitaciones, una de ellas es que su protocolo está pensado en una centralización distribuida donde son pocos los que participan en la red, renunciando de esta forma al esquema de descentralización y distribución, también es criticado debido a que las identidades de los validadores son públicas lo que podría dar lugar a manipulaciones y a su vez es un protocolo en el que detalles como la censura y las listas negras pueden generarse fácilmente.

¿Quiénes utilizan el protocolo PoA?

Actualmente este protocolo es utilizado por varias blockchains, entre ellas algunas bastante conocidas como PoA Network, una red pública que funciona como sidechain de Ethereum cuyos bloques se generan una vez cada cinco segundos, además, también es utilizado por cadenas como VeChain una blockchain publica de nivel empresarial donde los bloques se generan una vez casa 10 segundos, por redes de pruebas como Kovan y Rineby ambas de Ethereum, Hyperledger y Ripple quienes también hacen uso de este protocolo en sus blockchains.

El algoritmo PoA se está convirtiendo en una de las versiones más maduras de la tecnología blockchain siendo utilizado por grandes compañías como Walmart, GE Aviation y hasta Microsoft quienes buscan mejorar su eficiencia y escalabilidad renunciando a los principios fundamentales de las criptomonedas.

En conclusión, el mundo de las criptomonedas ha sufrido grandes cambios a lo largo de su historia, surgieron distintos algoritmos de consenso como Proof of Work y Proof of Stake, siendo el PoW el más confiable, seguro y el algoritmo de consenso utilizado por el Bitcoin.

Cada uno de los protocolos existentes tiene sus propias ventajas y desventajas y el Proof of Authority no escapa de ellas, recibiendo críticas por ser un mecanismo que sacrifica la descentralización que tanto se valora dentro del mercado de las criptomonedas por lograr un alto rendimiento realizando muchas más transacciones por segundo y logrando una gran escalabilidad en su sistema el cual lo hace el más adecuado para las redes blockchain privadas o corporativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *